BACH COMPUSO UNA CANTATA SOBRE EL CAFÉ

BACH COMPUSO UNA CANTATA SOBRE EL CAFÉ

Schweigt stille, plaudert nicht BWV 211 (Silencio, no habléis) es una cantata secular que Johann Sebastian Bach compuso entre 1732 y 1735. El libreto fue compuesto por Christian Friedrich Henrici, libretista de muchas obras de Bach.  La estrenó en la Cafetería Zimmermann, en Leipzig, como muchas otras obras, puesto que Gottfried Zimmermann, el dueño, no cobraba ni a músicos no a parroquianos: todo se sufragaba con la venta de café… 

Bach dirigió regularmente un conjunto musical, el Collegium Musicum, que tenía su sede en el establecimiento. Y utilizó la libertad que otorgaba el local, un centro de reunión de los ilustrados de la época, para experimentar con canciones y obras sacras.
Algunas personas en la época pensaban, en contra de lo que sabemos ahora, que el café era perjudicial. La cantata, casi una ópera cómica, trata sobre esto.

Argumento de la cantanta

Lieschen, la protagonista, se niega a dejar el café pese a las peticiones y presiones de su padre, que al final la amenaza con no dejarla casarse. Lieschen cede y para sus adentros se promete que hará firmar al novio, en el contrato prematrimonial, su libertad para tomar café.

Coro Final de la Cantata:

El gato no deja los ratones
y a las jóvenes les gusta el café.
La madre ama el café,
la abuela también lo toma,
¿quién culpará a la hija?

Bach-Prosol-arte

Johann Sebastian Bach (aged 61) in a portrait by Elias Gottlob Haussmann, Wikimedia commons

 

¿Por qué será que los grandes genios toman café?