Diciembre es un mes en el que las festividades pueden conducir a desequilibrios en nuestras rutinas saludables. No obstante, es un mes en el que las celebraciones son también motivo de alegría: nos reunimos con la familia y los amigos, nos llenamos de deseos y objetivos para el año nuevo y usualmente, tenemos algún día de vacaciones. Esa alegría es también una fuente de salud.

DIETA: Probablemente todos cometemos algún exceso con la alimentación en diciembre. Pero podemos prepararnos para contrarrestarlos. Al menos, cuidando nuestra alimentación de manera regular, haciendo ejercicio y descansando lo suficiente. La alimentación, recuerda, debe contener alimentos de todos los grupos pero con moderación. Tu médico puede orientarte sobre cuál es la dieta más adecuada para ti. Recuerda que la salud es sobre todo cuestión de hábitos. 

DESCANSO: El sueño regular, con horarios específicos y buscando las mejores condiciones lumínicas y auditivas para conciliar el sueño es la mejor manera de dar descanso a nuestro cerebro, que también lo necesita y que usa las horas de sueño para “limpiarse” y prepararse para las actividades del día.

DEPORTE: El ejercicio es también una manera de mantener engrasado nuestro “motor”. Practicado en las condiciones adecuadas para el estado físico (entendiendo que al cuerpo hay que ponerle retos, por pequeños que sean) y según nuestra edad, es la garantía de que nuestro organismo se mantiene activo. Nos ayudará a dormir mejor y en general a sentirnos mejor. Eso sí, hay que tener la debida regularidad y elegir muy bien el nivel: habla con tu médico antes de empezar a practicar deporte. 

No olvides una cuarta D: DAR.  Diciembre es también un mes para ser solidario. Más de 50 profesionales de PROSOL se apuntaron en septiembre, dentro de nuestro programa PROSALUD, a un seguimiento dietético individualizado que este mes rinde cuentas: PROSOL regala a una institución benéfica tantos kilos de café como kilos hayan ganado o perdido, según su objetivo específico, los miembros del Equipo PROSOL que participan en esta actividad. 

PROSALUD es nuestro programa de impulso y mejora de la calidad de vida de los miembros del Equipo PROSOL. Cada mes se elige un tema y se realizan actividades en torno al mismo, contando con la ayuda de profesionales externos. En diciembre, nos dedicamos a vigilar nuestra salud en navidad.