PROSOL ostenta desde mayo de 2018 el distintivo  de “Espacio Cardioprotegido”, que se otorga a aquellas empresas que cumplen con los requisitos necesarios para el correcto uso de desfibriladores y aplicación de técnicas de reanimación cardiopulmonar. 

¿QUÉ ES UNA EMPRESA CARDIOPROTEGIDA? 

Para obtener el distintivo, una empresa debe cumplir tres normas esenciales: 

  • Instalación de desfibriladores que cumplan con la normativa internacional de seguridad y debidamente señalados para su rápida localización.  
  • Formación a los trabajadores para su manejo en caso de parada cardiorespiratoria, así como en medidas básicas de atención. 
  • Mantenimiento de los equipos en perfecto estado por parte de la compañía.

FORMACIÓN EN LA EMPRESA 

Desde enero hasta marzo de 2020 veinticinco profesionales de PROSOL se formarán en técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y en el uso de los aparatos desfibriladores.

HÁBITOS CARDIOSALUDABLES: ES MUCHO MEJOR PREVENIR 

Es mejor no tener que utilizar nunca los aparatos de RCP. Para ello, hay que darle a nuestro corazón lo que necesita: hábitos saludables. 

BUENA ALIMENTACIÓN

Una dieta equilibrada y variada, a base de alimentos orgánicos y naturales es la base de una vida cardiosaludable. Poca sal, poca azúcar y menos grasas saturadas… Más frutas, verduras y hortalizas, pescados, carnes magras, legumbres y cereales. Y asegurarnos de que nos mantenemos hidratados.

REALIZAR EJERCICIO

La práctica habitual de ejercicio mantiene el corazón en forma y redunda en beneficios físicos y psicológicos.
Antes de empezar a practicar deporte es importante que tengas en cuenta tu edad y condición física y que hables con tu médico. Selecciona un tipo de actividad acorde a tus posibilidades y déjate aconsejar por los profesionales. La salud cardiovascular necesita movimiento, pero el adecuado para cada persona. 

CONTROLAR EL PESO, EL COLESTEROL Y LA TENSIÓN ARTERIAL

Mantener un peso equilibrado ayuda a evitar el sobrepeso, la hipercolesterolemia y la hipertensión, que son los factores de riesgo más frecuentes de accidente cardiovascular. Para evitar la hipertensión se debe eliminar el tabaco, reducir la sal, comer de forma equilibrada y practicar ejercicio. Y controlar los síntomas

DESCANSO Y SUEÑO

Nuestro cerebro necesita que descansemos para que la actividad neuronal se reactive con normalidad. El descanso es fundamental para que el organismo recupere las fuerzas.

CONTROLAR EL ESTRÉS

El estrés continuado puede repercutir negativamente en el corazón provocando arritmias o hipertensión. Intenta seguir unos horarios regulares y pon en práctica alguna actividad para relajarte.

EVITAR TABACO Y MODERAR EL CONSUMO DE ALCOHOL

Si fumas cualquier momento es bueno para dejarlo. Si necesitas ayuda, puedes acudir a tu centro de salud e informarte sobre los tratamientos disponibles.
En cuanto al alcohol, nunca debes abusar de él. La moderación y el consejo de tu médico son la mejor receta… 

Para más información remitimos a la página de la Fundación Española del Corazón

PROSALUD es el programa de mejora de la calidad de vida de los miembros del Equipo PROSOL. Con el plan “2020: salud día a día” se llevan a cabo actividades formativas, de detección precoz y de mejora de hábitos sobre diferentes aspectos importantes para nuestra salud.